1 de abril de 2015

Revista nº 2: "Terapias" (Abril del 2015)


"Escuela de Emociones"

Clase n º2
El hígado


¿Qué tipo de emoción absorbe el hígado?

El hígado absorbe la emoción; “rabia”. Que antes ha sido expresada como emoción “impotencia” en el estómago. Cuando sentimos una situación de Injusticia, sentimos Emoción-Impotencia (estómago). Cuando el estómago no es capaz de digerir esa Emoción-Impotencia, ésta se dirige al hígado.

¿Cómo nos afecta?

Al ser este órgano, el Centro energético de la tranquilidad (en estado normal), cada vez que llega un mensaje de Emoción-Impotencia, procedente del estómago, queda grabado el mensaje en el hígado, como Emoción-Rabia. Por lo tanto la Injusticia no expresada o liberada, se convierte en Rabia.
Muchas veces, gracias al entorno, la condición social, económica, familiar, etc., resolvemos no expresar la Rabia acumulada: Hepatitis de varios niveles,  insuficiencia y disfunciones hepáticas.


¿Sabemos identificar lo que guardamos en el hígado?

La Rabia, es fácilmente detectada. Una persona con esta emoción guardada, puede mostrar síntomas de estrés exagerado, nerviosismo, ansiedad, cólera, enfado. Y podría expresarla verbal, física o mentalmente.
Cuando se hace difícil expresar la "Emoción: Rabia", se queda retenida, casi sin síntomas. El dueño de esa Emoción: Rabia considera que es mejor callar. Entonces, esta se convierte en Resentimiento. Observamos una persona amargada, resentida, y que difícilmente, intentará expresar aquella Rabia, que antaño estuvo a punto de estallar.
En este caso, el riesgo de Cáncer de Hígado es lo más factible.


¿Dónde van las emociones que el hígado no asimila?

No van a otra parte que no sea el hígado, ya que es nuestro administrador principal de las emociones. Por eso es tan importante, evacuar esas emociones acumuladas, para mantener el Hígado en perfectas condiciones.


¿Se puede "resolver" esa situación?

Se puede resolver de diversas maneras, pero en todos los casos, la Emoción: Rabia debe salir al exterior; ya sea explicada, abatida, resentida y/o desalojada físicamente, con D.M.C.


Diana Noemí Patiño Romero
Terapeuta
nº 5.840

Telf.: 608 86 86 45