13 de junio de 2014

La Necesidad de Amar

   El Hombre es Amor Puro.  Entrevé esta sensación a través de sus actos, pensamientos y voz. Según la persona percibe este amor puro, así se siente, así piensa y actúa; y cada ser humano tiene diferentes maneras de sentirlo. Aunque hoy en día, la casi totalidad de la gente, no percibe ese amor puro dentro y busca desesperadamente el amor romántico en el exterior. La causa por la que no encuentra el amor puro en su interior es la misma por la que no lo encuentra en el exterior: no se da a sí mismo a los demás, sólo reclama su cosecha, pero aún no ha sembrado.
   El hecho de "dar" amor verdadero es sinónimo de sentirse pleno y satisfecho con uno mismo en el acto de "dar". Este tipo de amor no espera una retribución. En cambio, la vida te lo devuelve con creces a través de todo lo que te rodea. La energía que te envuelve entonces, es de abundancia.
   Todos desean recibir cariño, comprensión, amor, y esperan y sueñan con algo que ya tienen en su interior. Quizás la vida sí era fantástica y maravillosa, pero no nos habíamos dado cuenta.

Dar, sin esperar. Este acto nos devuelve a nuestro interior, ese Ser que somos, desea que despertemos para que sepamos que Todo Es Amor, que nada hay en la vida que no lo sea. Que respiramos amor por los cuatro costados. Sólo debemos “dudar” aunque sea un segundo, para dar la posibilidad a que esa puerta  desconocida del Amor Verdadero se abra ante nosotros y nos muestre quiénes somos.
Publicar un comentario