10 de junio de 2014

Energía en movimiento


    Somos vida. Energía en movimiento dándose a sí misma. Y disfrutamos de nuestra plenitud dando y dándonos a nosotros mismos. Alguien que no da, comienza a morir lentamente (envejecimiento), acumula, creyendo que así tiene, pero en realidad lo único que esa persona tiene es "carencia". El que simplemente deja fluir hacia el prójimo, no se queda pobre por brindarse a los demás, sino que vive en abundancia de energía de amor, y esa energía de amor atrae la abundancia material, sentimental y espiritual.
   El sólo hecho de proyectar en las personas Amor Verdadero nos integra al Universo de una manera sutil y armoniosa, lo que llamamos Paz. Es el sentimiento de estar haciendo lo correcto. Porque no hay cosas buenas ni malas, sino cosas que al hacerlas o sentirlas nos hacen sentir Paz o Miedo. Cada uno de nosotros tenemos la balanza propia donde medir nuestros actos, pensamientos, intenciones; por lo tanto no esperemos a ser juzgados, porque no HAY quien Juzgue. Tendremos Paz o Miedo, según hagamos.
   Imaginemos que somos un circuito de energía luminosa, perfecta, centelleante, de colores cálidos y armoniosos. Y por cada negación de esa perfección que somos, se apagara una lucecita. Quedaríamos muy pronto a oscuras, así es como la mayoría de nosotros vivimos, a oscuras de Dios, a oscuras de lo que Dios ES en nosotros. "La Negación de la Perfección": es no asumir que somos seres de Amor Puro, llenos de Luz y Paz, que somos, por nosotros mismos un Mensaje para el resto, y que absolutamente nadie es privilegiado porque todos somos iguales. La Negación del Ser es sobrevivir y no Ser Vida.

   Cuando comenzamos a aceptar quienes somos realmente, más y más lucecitas comienzan a integrarse en nuestro ser, sentimos Plenitud, Armonía, Sensibilidad exquisita por el prójimo; ya no estamos a oscuras.
Publicar un comentario